5.3.07

Reseña del libro La voz ovaL publicada en el suplemento Catedral de Síntesis, sábado 3 de marzo


La voz ovaL de Enrique Olmos de Ita


A nadie debe extrañarle que este muy joven escritor nacido en Llanos de Apan (1984) publique un libro con seis obras teatrales de formatos variados, especialmente dirigidas a niños y jóvenes, dado que de algún modo el auge del teatro mexicano moderno ha cobrado un apogeo inusitado y la suya se ha convertido en la nueva generación de autores de teatro sobresalientes. Me complace también que la editorial (Tierra Adentro) promueva como parte de su fondo literario libros de y para teatro, que por lo general se miran con cierta desconfianza cuando no con franco desprecio dada su poca demanda comercial a pesar de la complejidad que exigen las nuevas obras literarias de géneros como el que el autor maneja, que él llama “relato escénico” o “narraturgia”.
Sin embargo, este compendio me deja un tanto desconcertado, pues a pesar del innegable oficio de su autor lo hallé disparejo, para decir lo menos. Si bien es cierto que La voz oval, la obra que le da título al libro es una de las piezas dramáticas más experimentales pero no por eso incompletas del teatro en México y que su procesión es aguda, entretenida y conmovedora hasta la médula, las obras que la acompañan no alcanzan el excelente nivel literario de esta historia generacional, sobre futbol y palíndromos que puede leerse como novela (linealmente) o como teatro según los tres personajes que la habitan (primera, segunda y tercera persona del singular).
En parte por estar fragmentado en seis obras (cinco cortas) que le proporcionan variedad al volumen pero, por lo mismo, le restan unidad, conexión y sobre todo “estilo”, convirtiéndolo casi en una muestra de los talentos dramáticos del joven con tres obras para niños y tres para jóvenes. La primera obra y la más ambiciosa del volumen, titulada Un curso de milagros: en varias escenas una pareja moderna se debate entre las drogas y el delirio religioso, al final resultará que la mujer obtiene un milagro y tendrá de vuelta a su hijo, aunque no lo merezca, sin conseguir verdaderamente emociones teatrales suficientes. La obra más interesante resulta, sin duda, la que le da título al libro, La voz oval, que posee buen ritmo, emplea un tono integral y constituye el orden de varias historias cruzadas (la del padre, la del equipo de futbol, la del joven, la de la novia del padre) en donde resalta la posibilidad de una puesta en escena que lo mismo pueda suceder en un estadio.
La voz oval es magnífica por su cercanía con los adolescentes, con los jóvenes de la actualidad y porque no emplea mayores recursos que la relación enternecedora entre un padre y su hijo, y la sexualidad de una joven, que es novia o amante del propio padre, entrenador de un equipo de futbol profesional al que abruma el éxito.
Debo confesar que en las obras para niños Los gats, Gonzalo y los objetos perdidos y No tocar no encontré ninguna que realmente me sorprendiera, emocionara o conmoviera. No así en Sacrifíquenlo, donde el autor –que abiertamente se confiesa católico– apuesta por volver los ojos a la figura de Jesús desde un punto de vista totalmente histórico. Se antoja que la obra pudiera ser más larga en extensión y personajes.
Sin embargo, después de leer el texto La voz oval lo demás se vuelve menos interesante, esto se debe, no tanto al talento de Olmos, que ya está probado, sino a la dificultad de leer obras que van dirigidas a espíritus tan diversos al adulto, y que claramente requieren de otra mentalidad, de otros lectores, es decir, de los niños. Lo plausible es que sea un autor tan joven el preocupado por darle al teatro para niños obras nuevas y mejores donde no haya nada que no se pueda contar como en No tocar donde se presenta la historia de un abuso sexual a una menor.
Fondo Editorial Tierra Adentro. Número 326. México, 2005.


Ismael Bárcenas.
barcenasteatro@lantinmail.com

12 comentarios:

Enrique Olmos de Ita dijo...

http://www.sintesisdigital.com.mx/pdfs/catedral/catedral754.pdf

Cristina dijo...

Pues no estoy totalmente de acuerdo... pero mis felicitaciones por salir sintéticamente analizado en la Catedral...

Ismael dijo...

Bien, gracias por subirlo al blog, aunque a algunos no los guste mi opinión, qué bueno que se puede escribir con libertad, así, por ejemplo, alguien puede decir que no está de acuerdo, sin decir en qué...

saludos.
barcenasteatro@latinmail.com

Aixi dijo...

Seguro Cristina no argumentó porque es muy elegante...para no ofender.

Anónimo dijo...

feliciades por el libro!!!!
Y laudos. A ver cuándo escribesss...

PAloma H.

verodiaz dijo...

No vale la pena entrar en discusiones tontas. El libro está requete bien... Lo he leído de un tirón. Además de que estás muy guapo (en la foto) parece que ya tenemos un dramaturgo que vale mucho la pena respecto al teatro para niños y jóvenes en México.
Por fin...

Saludos...

Ghileg dijo...

Totalemnte en desacuerdo con Bárcenas, no sé que le vio a la obra sobre Jesucristo, para mí es la más floja...

SIgue cosechando fans y luego las presentas

¡Arriba el norte!

Anónimo dijo...

¿Dónde puedo conseguir el libro? Fuí a la librería del FCE y no estaba todavía, que llegaría en un mes, en general distribuyen poco ti8erra Adentro.

Saludos

German Otgea

elena dijo...

ENRIQUE OLMOS DE ITA EN SUMA, REVISTA CIENTÍFICA DE ESTUDIOS HISTÓRICO-ARTÍSTICOS

http://www.sumagestion.com/
revista/5/existio_
moliere/index.htm

elena dijo...

Germán, puedes conseguir el libro en las librerías Educal, del CONACULTA.

elena dijo...

Germán, puedes conseguir el libro en las librerías Educal, del CONACULTA.

Enrique Olmos de Ita dijo...

Elena, gracias por la complicidad para aparecer en Homines y en Sumagestión.
Beso