8.4.08

El teatro hay que hacerlo por una necesidad vital. Y cuando esa necesidad se acaba, no lo debes hacer: Luis Mario Moncada



Cuando dos personas dedicadas al teatro hablan con sinceridad, hay que escuchar. Cuando lo hacen además sin prejuicios, vale la pena prestar atención.

Esto sucedió en la revista Letras Libres (abril 2008), donde el maestro Antonio Castro ha tomado un espacio que parecía desierto para las artes escénicas y desde hace algunos números ofrece una visión muy concreta sobre figuras del teatro mexicano.

Por su parte, Luis Mario Moncada (el entrevistado), teatrista casi integral, dejó después de siete años la dirección del territorio teatral más funcional y libre que haya tenido el país en las últimas dos décadas.

El Centro Cultural Helénico pasó de ser el espacio escénico descuidado del sur de la Ciudad, al teatro divertido, desenfadado y moderno de una de las urbes con más teatros del mundo. Herencia de Otto Minera, el Helénico de Luis Mario fue el punto de encuentro, debate y divergencia entre un espectador ávido de nuevos contenidos, un espacio anti solemne y accesible, más la aparición de varios grupos de dramaturgos, directores, actores y diseñadores, en su mayoría jóvenes, que dotaron a Revolución 1500 de un especial interés.

La entrevista en cuestión pone en la palestra el sincero legado de Luis Mario, sus convicciones y proyectos, también habla de la generación de "jóvenes dramaturgos" entre los que me incluyen amablemente y de su trabajo al frente del Helénico.


Dejó el link, vale mucho la pena leer completa la entrevista.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

A huevo...

El papá de los pollitos, y e los putitos, Luis Mario Moncada... "ninguno fue mi alumno", no, eran tus novios ) jejeje...

Anónimo dijo...

Me gusta lo que dice Luis Mario sobre el realismo y la generación de rascón Banda pero tampoco estoy muy de acuerdo en que hayan roto totalemnte con la tradición, serán él y unos my mucha gente haciendo un teatro que todavía tiene esa búsqueda desesperada por erl realismo mexicano, como estela leñero, Musalem, Chabaud y otros más...
Por otro lado, creo que Luis Mario impulsó mucho a esos jóvenes pero ahora está bien que haya dejado el Helénico para que vengan unos nuevos jóvenes y además para que se pueda ver quiénes realemnte pueden hacer su chamba sin la ayuda incondicional del jefe.

Gracias Olmos,
Atte. Alma María

Mario dijo...

la necesidad - necedad - vital de Luis Mario y sus cuates es vivir del erario, que sigan haciendo teatro pero en otro país, estoy harto de pagar con mis impuestso sus obritas piteras....

Anónimo dijo...

LA ENTREVISTA ME GUSTÓ, AUNQUE CREO QUE PODÍA HABLAR MÁS DE USTEDES, LOS NUEVOS NUEVOS DRAMATURGOS...
UN SALUDO GRANDE OLMOS, YA VI TUS FOTOS DE PARÍS, QUÉ CHIDAS...

ALBA RAMÍREZ

Enrique Olmos de Ita dijo...

¿A qué te refieres con jefe Alma María? Noto aquí un tufo paternalista... Yo, por ejemplo, no estrené ninguna obra en el helénico con Moncada, nada más para que los vean, y aún así pertenezco a la generación que menciona Castro en su entrevista, creo que nuestro trabajo va más allá del CCH.

Saludos.

zaz dijo...

Paternalista Luis Mario, no??????

Con tantos chavos bastardos...

Incluyendo al del bolg...

Poncho dijo...

La envidia mata, Luis Mario sólo hizo su trabajo...

Saludos a olmitos.

Poncho.

Anónimo dijo...

Pues la ebntrevista si esta chida, saludos y gracias por seguir manteniendo este espacio para ekl teatro...

Arnulfo Fito
Cd. Sahagún