23.6.08

La lengua amenazada


Mi lengua es el castellano.

Y la defiendo, porque de ella vivo, me da de comer y con esta lengua me muevo en el mundo. Pero no creo que sea una lengua amenazada, tal y como 18 intelectuales españoles dicen en un manifiesto con olor a partido político (UPyD) que sucede.

Lamento la postura política de Fernando Savater, José Antonio Marina, Vargas Llosa, Albert Boadella o Félix de Azúa, gente absolutamente repetable en su medio: el pensamiento. Pero del pensamiento y la creación artística al activismo político hay un paso, casi siempre equivocado y en este país casi siempre a la derecha, es curioso ver cómo los intelectuales y artistas cada vez se acercan más al reducto conservador o se dejan en manos de un partido de centro que va de izquierdoso moderno.

Me recuerdan al Borges que firmaba sendos manifiestos políticos a favor de la represión, y del otro lado al Neruda amante con fevor de hincha de un comunismo utópico. Sólo que sin la gracia intelectual, ni la obra universal que los respalde, los exima.

Si bien es cierto que se exagera la catalanización, euskerización y gallegización de ciertos territorios, es porque detrás hay un problema político más viejo: el de la autodeterminación. Estoy a favor de que la gente en todas las comunidades y pueblos de Hispanoamérica conozca las lenguas originales de su tierra, las use y las divulgue.

Me da envidia el bilingüísmo de Euskadi o Catalunya comparado con la posible desaparición del ñhañhu en el Valle del Mezquital o del maya en la Península de Yucatán. Algo deberíamos aprender.


Actualización: La excelente columna de Manuel Rivas al respecto. A leer.

3 comentarios:

a dijo...

payaso...

Anónimo dijo...

Pues no es eso lo que dice el manifiesto. Ahora que sí defiende a muchas personas que viven dentro de este país y a quienes les hurtan el derecho a hablar y a educar a sus hijos en castellano/español.
Vaya corriente de malinterpretación que estáis haciendo. Penoso.

olmosdeita dijo...

Ajá