24.9.08

El triunfo ciudadano



En un país tan corrupto como México, sólo el ciudadano puede transformar la realidad política y social en un país donde el engaño, la falta de ética en todos los niveles de gobierno y la simulación reinan. El artista, además, cuando acepta un cargop público, un encargo institucional o contribuir al ejercicio cívico de los procesos cotidianos del arte y la cultura, es responsable de ser un ejemplo no sólo intelectual, también moral en una sociedad tan infectada por la ausencia de normas y buenas costumbres.

Hace unas semanas las becas más importantes para artistas jóvenes en México (FONCA) se vieron empañadas por un supuesto acto de corrupción en el área de teatro, específicamente en el área de dramaturgia. Un jurado, Ximena Escalante, había beneficiado claramente a tres de sus alumnos.
Yo insisto en que las instituciones no son corruptas, sino quienes las habitan y ejercen dentro de ellas, ya como funcionarios, ya como artistas invitados a democratizar, en este caso, el otorgamiento de unas becas que llevan además de una cantidad económica nada despreciable, mucho prestigio de por medio.

Gracias a la observación de los dramaturgos mexicanos y de la atención de los medios, el proceso se ha revertido, en lo posible, hasta alcanzar por lo menos la aceptación de las autoridades. Me congratulo de haber formado parte de ese grupo y espero que las cosas mejoren a partir de un penoso escándalo público que no es, a la luz de los acontecimientos diarios, sino la forma de examinar los procesos, identificar los problemas y proponer alternativas.

Acuerda Fonca cambiar jurados

Creadores escénicos acusaron que durante el periodo de Ximena Escalante ningún dramaturgo de provincia ha sido becado. Jorge Ricardo. Ciudad de México (23 septiembre 2008).-


El Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) redujo de tres a dos años el periodo que los jurados pueden estar en su Programa de Jóvenes Creadores, debido a la protesta de un grupo de dramaturgos que pidió la destitución de Ximena Escalante por presuntamente haber beneficiado a tres de sus anteriores alumnos.Escalante no podrá seguir como jurado el próximo año.
La directora del Fonca, Martha Cantú, y la Coordinadora del Programa Jóvenes Creadores, Imelda Martorell, recibieron hoy por segunda vez en sus oficinas a los dramaturgos Martín López Brie, Luis Santillán, Noé Morales, Alberto Castillo y Hugo Abraham Wirth, como representantes del grupo que finales de agosto le envió una carta para manifestar su extrañamiento sobre el proceso de selección de 2008.El 2 de septiembre pasado se habían reunido también para hacer sus propuesta para trasparentar la selección de los becarios.
Entre quienes firmaron la carta se encuentran además Édgar Chías, Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio, Mario Cantú Toscano, Rafael E. Martínez, Iván Olivares, Lucía Malvido, Teófilo Guerrero, Alfonso Cárcamo y Concepción Mora y los críticos Enrique Olmos de Ita y Noé Morales Muñoz, entre otros.
"Se pedía esclarecer porque este año fueron seleccionadas estas personas sin que hubiera una trayectoria que sustentara la beca", dijo en entrevista Abraham Wirth."En la anterior reunión, Martha Cantú demostró que, de acuerdo al código de ética no había ningún problema porque fueron alumnos de Escalante hace más de un año, pero prometió que iba a proponer a la Comisión de Artes dos puntos: reducir el periodo de los jurados de tres a dos años y que se ampliara de uno a dos años el plazo en que candidatos y jurado no deberían haber mantenido relación", agregó.En la reunión de hoy Cantú les informó que la Comisión de Artes sólo aceptó modificar el primer punto."Reducir a dos años es producto directo de la queja de los dramaturgos; el hecho de que Ximena Escalante no esté el próximo año es un signo positivo, de que se está escuchando a la comunidad, además, existe la posibilidad de aumentar a tres el número de jurados", agregó Alberto Castillo.
Los creadores escénicos también acusaron de que durante el periodo de Escalante ningún dramaturgo de provincia ha sido becado."Ha tendido evidentemente a beneficiar a los alumnos de sus talleres y a la gente de fuera del Distrito Federal no se ha otorgado ninguna beca, así que sería importante contar con un tercer jurado que tenga contacto con el teatro nacional que no es sólo el de la Ciudad de México," subrayó Noé Morales.
Las titulares del Fonca y los dramaturgos acordaron reunirse en los próximos días para tratar la modificación del reglamento con la intención de volver más transparente el otorgamiento de becas, como la manera de valorar la trayectoria artística y la posibilidad de crear subcategorías de nuevos creadores con pocos años y otra para los que tienen una amplia trayectoria.Los dramaturgos insistieron en que no se trata de un asunto personal en contra de Escalante, pues sólo persiguen la transparencia en las decisiones del Fonca.

Hora de publicación: 17:51 hrs

Reforma/Cultura

1 comentario:

L.E. dijo...

Creo que no leiste con atencion el post, que en su segundo parrafo dice:

"Para mi, es indudable que el programa hace un esfuerzo enorme por mantenerse limpio y congruente. Por supuesto es innegable que cada jurado tiene sus propios criterios -y que estos pueden ser cuestionables-, pero eso no implica a todo el programa."

Cuando escribi ese post, yo no tenia acceso a la carta, simplemente di mi opinion frente a la informacion del articulo, y en el, el ataque es directo a la institucion, argumentando que este tipo de acciones cuestionables son muy comunes... Por otro lado, de acuerdo al mismo articulo, el jurado no rompio ningun codigo de etica, y me parece que no se puede evitar que algunos tutores sean exmaestros de los aspirantes, pues la comunidad cultural es muy pequenha.

Ademas, creo que entiendo que si un jurado tiene dos proyectos muy buenos en sus manos y debe escoger uno y conoce a uno de los postulantes, pues es logico que apoye a este ultimo, porque tendra mas antecedentes para realizar el juicio.