24.1.09

Para abrir boca

Los catalanes están en otro nivel. Sin duda son lo más europeo de la Península Ibérica y con el término "europeo" me refiero a las sociedades más civilizadas, que más y mejor muestran su progreso, qué más orgullosas se sienten de ello: un buen termómetro son los habitos culturales de su población. En fin, leo con estupor esta noticia: en Barcelona hay más gente que acude al teatro (el doble) que a los estadios del Espanyol y Barcelona en suma. Ojo, el Barça y el Espanyol no sólo juegan la Liga Profesional de Futbol, también Copa del Rey y competiciones europeas, Copa Catalunya y uno que otro partido benéfico, pretemporada y exhibición.
Al nivel que está jugando el Barça, a pesar de ser gente de teatro, quizá yo preferiría ver a Messi, Márquez, Xavi y Busquets, que la última obra de Beito, por ejemplo, pero los catalanes, y en concreto los habitantes de Barcelona, no. Ellos van al teatro. Leer aquí.

+++++

Qué bonito comienzo de año. El Barça rompiendo récords, jugando como si el deporte fuera arte, y el patético Real Madrid, que ya se sabe, está poblado de gente que bien podría habitar un reality show de medio pelo, juega feo y gana con ayuda de árbitros. Lamentable.

+++++

Ayer sentí, por primera vez, verdadero miedo por un acontecimiento climatológico. Las rachas de viento en Cantabria, especialmente en la costa, donde vivo, alcanzaron los 140 kilómetros por hora. Se fue la luz, cayeron árboles, contendores en la calle, bolsas pegando en la ventana, mi gato asustado. Nunca pensé vivir en la costa, y no me imginaba lo impresionante de ver olas crecer hasta los 10 o 12 metros. Pero nada que ver con el siniestro sonido nocturno, el chillido de los pájaros agarrados a los árboles que sacude el viento, ese griterío de aves resistiendo es abrumador, uno siente la muerte de tal modo, con esa cercanía, que sólo queda cerrar la ventana y poner algo de música.

+++++

Recomiendo la última emisión de La Mandrágora. No todo el programa es tan interesante como la entrevista a Roberte Lepage, el mago de la escena. Cuando viví en Québec me resultó curioso que la gente de teatro que conocí - no mucha de todos modos - no hablara tanto de Lepage como de otros de sus artistas teatrales, de los que se sienten muy orgullosos, y cómo no. Si el teatro de La belle province está a la cabeza del mejor teatro del mundo. En fin, Lepage es uno de los grandes, de los genios de carne y hueso que marcarán época; al ver el video de su ópera presentada en Madrid, La tragedia del libertino, hasta dan ganas de pagar los más de cien euros que cuesta una localidad para ver (admirar) el espectáculo.

+++++

Estoy haciendo un proyecto teatral de largo aliento en México. Hay que hablar con funcionarios, secretarias y algunos artistas, todo a la distancia, vía mail, fax o teléfono. Después de 10 minutos esperando a que me atienda una secretaria de una oficina cultural, una voz me dice, "es que la señorita salió a comer, que le llame después de una hora". Mierda, pienso, "pero si ella misma me contestó, dijo que iba a mirar si ya estaba mi carta y me dejó aquí", le respondo. "No sabría decirle, joven, llame en una hora y media, es que la señorita salió a comer". ¿En horario de oficina?, pienso. "Pero es una llamada internacional, no puedo marcar tan tarde, además. Por favor, quiero hablar con otra persona, alguien que me atienda, sólo necesito un dato, no sé si usted...", le respondo. "Es que no hay nadie, joven, soy el policía, la señorita se fue a comer con sus compañeros porque hoy es su cumpleaños". Ya abatido y comprendiendo que el policía, que debería estar cuidando el edificio, es decir, su trabajo y en lugar de eso lo dejaron como secretaria, nada tiene de culpa, le respondo entonces, compasivo: "vale, voy a llamar en hora y media para localizar a la señorita". "¿Sabe qué joven?", "¡Qué!", respondo. "La verdad es que ya no va a regresar, mejor marque mañana, el lunes mejor dicho".
Cuelgo sin decirle buenas tardes.

3 comentarios:

Geovani dijo...

Me da una tremenda alegría saber que existen personas amantes de algo tan algo* como lo es el teatro aunque no sea en México (Datos Generales). Digo algo* porque es imposible adjetivar al teatro en una sola cosa.
********************
Una clase de futbol para después comentarla.
********************
Está de la chingada cuando suceden las rachas de viento y aún más cuando se reside en el lugar donde estás. Aquí la ropa vecinal -calzones, calcetines, pantalones, menos corbatas porque no las conocen- parece una cáfila de patos y una que otra maceta cae en la cabeza de algún cristiano. ¡Cuidado con escuchar come fly with me en ese momento!
********************
Déjame masticar un poco de tabaco. Todavía no sé para qué, pero deja y lo mastico.
Un trabajo de Robert Lepage me caen las ganas de poder admirarlo. Esperaré sentado a que se presente en el teatro de la ciudad. Sé que me cansaría estar parado, por eso me siento. Me platicas de ella si te animas.
********************
¿Por qué no me sorprende la actitud de la miss?
Lo único que te puedo decir, carnal, es que te tomes una aspirina para atacar el dolor de cabeza que causa la impericia.
Así son las putas... Llamadas telefónicas

Enrique Olmos de Ita dijo...

Giovani:
Gracias por los comentarios, je. ¿Tan mal está el teatro en Taxco? ¿No entregan ahí el Ruiz de Alarcón? Algo deberían hacer. Tengo un amigo en Acapunk (Gabriel Brito), seguro lo conoces y no está mejor, parece que en Guerrero la cultura no es.
Pinche país, por qué va en picada con tanto desdén por sí mismo.
En fin, ya visité tu blog, está bien padre.
Aquí nos seguimos leyendo.

Abrazo sincero.

Pd. Efectivamente, así son las putas llamadas telefónicas, je.

Geovani dijo...

Efectivamente, mi querido Enrique, se entrega un premio en las Jornadas Alarconianas, pero ¿Sabrá el delegado de turismo (una de varias personas dentro del consejo de las Jornadas) lo que es un escrito en prosa para seleccionar al ganador del Bando Alarconiano? ¿Acaso sabe lo que es la dramaturgia y sus elementos para seleccionar al ganador del galardón?
El patronato del festival está compuesto por licenciados con título comprado.
Es una lástima que no existan bases culturales en Guerrero.
Me cae que si Juan Ruíz viviera, de inmediato se daría un balazo para olvidar lo que observó.
Pero espérate, que aún hay más. Todavía falta que leas mucho mucho más.
Te mantendré al tanto y espero que algún día podamos conversar en persona.
Pd. Gracias por leerme. De verdad te digo que eres un motivo para seguir con la fechoría de escribir...
Te abrazo Kike