17.2.09

Los niños contra la piratería

El delirio de la SGAE ya llegó al teatro infantil. Y de qué forma. Este documento no tiene desperdicio sobre todo por los adjetivos moralistas puestos por un irresponsable en la boca de un niño, además la forma en que concluye no podía ser mejor: una canción patética. Como todo lo que lleva a cuestas este lío que en España mueve más al ridículo que a la reflexión.
Aún así, más allá de bromas, soy un defensor de los derechos de autor, pero creo que la SGAE ha enoloquecido, lamentablemente, para mal de los autores con esta clase de propaganda.

3 comentarios:

Geovani dijo...

¡Vaya qué tienes razón tío!

Tuve que ver el video dos veces para tratar asimilar el juego de palabras que la propaganda encerraba. Al final no me quedaron ganas de volverlo a ver. La idea la tienen, es buena hasta antes de llegar al punto de vestirla con un trapo húmedo de escasez.
Que no cunda el pánico, sentémonos a pensar otra manera de mostrarla.

¡Lávenle con agua la boca al pobre niño!

Voy a patentar la palabra miau dijo...

Qué patético... utilizan niños, y lo mejor de todo es que luego se colarán en representaciones escolares para cobrarles derechos de autor a los críos por representar gratuitamente alguna obra de Valle Inclán sin su permiso.Sin el permiso de la estatua de Santiago, supongo. No sé, esto ya da miedo.

olmosdeita dijo...

Lo siento, ya la patenté yo.
¡MIAU!