21.4.09

Para hacer click

Editorial Planeta y su querella por el plagio de una obra que ganó el premio de la editorial en 1994. Una muestra más del indignante desprecio de Planeta hacia la literatura. Por suerte el juez ha fallado a favor de la autora y en contra de Planeta y sobre todo de Camilo José Cela, el autor que abusó de textos ajenos.

El vestuario teatral en la cima del arte. Una exposición detalla el trabajo de muchos de los mejores diseñadores a favor del teatro del siglo de oro español. Entre otros, se encuentra el trabajo de Elio Berhnayer, Jesús del Pozo y Francis Montesionos.

Mi amiga Lolita Nájera me envío unas fotografías excelentes sobre el Museo Universitario Arte Contemporáneo de la UNAM. Pero lo mejor (en este caso) son los comentarios que ella captó y que, en su generosidad, me remitió. De una amplia gama seleccioné el perfil de los tres tipos de mexicano que acuden a estos museos, o bien obligados por sus escuelas o movidos por la curiosidad o el hastío. 1) El que detesta el arte y además denuncia ante dios su ignoracia (es siempre culpa del otro) y que entiende el arte como corrupción 2) el que se regodea de su propia admiración pero no tiene palabras más allá del lenguaje del sms para expresarla, y 3) los que buscan la redención explicativa y evidenciar la profunda reflexión ante lo visto con resultados cuestionables.

Ficha técnica:
Carpeta de comentarios
Espacio Experimental de Construcción de Sentido (EECS)
Museo Universitario Arte Contemporáneo
Zona Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México
Fecha de consulta: martes 27 de marzo de 2009

1 comentario:

Geovani dijo...

El plagio es una cosa que se ve a todo momento, brother. Aunque es, en un punto, gracioso para un escritor leer este tipo de notas porque se nota la impericia de aquel que copia sin ser visto por el supuesto catedrático, pero como se dice "No hay mentira que dure cien, o por lo menos quince años".

Las fotografías son geniales. Puedes observar minuciosamente hasta la personalidad (completa) de quien escribió en esos espacios de papel vacíos.

No cabe duda que estás en lo que estás, carnal. Felicitaciones

Un par de abrazos atrasados