18.5.09

Murió Hamlet

Sí, un poeta llamado Hamlet. Qué cosa más rara.

Bueno, el nombre es muy largo, parece que no fue suficiente para sus padres rememorar a Shakespeare. Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farugia murió hace apenas horas.
Le conozco sólo una obra de teatro, no muy brillante, que se llama Pedro y el capitán, a pesar de su disputa política intrínseca poco innovadora y acaso panfletaria esta pieza fue importante por formar parte de una tradición de teatro político, especialmente en América Latina que exponía en escena las contradicciones de las dictaduras militares pero también de los sucedáneos ideológicos que trataron de "liberar" a su(s) país(es), con resultados cuestionables. Teatro político de altura, denuncia y drama documental; aunque como autor teatral no era el mejor Benedetti, sí el más comprometido políticamente.
¿Cuántos poetas populares nos quedan en lengua castellana? Quizá fue el último poeta que recitó una ama de casa, ahora el "poeta" de las masas debe ser Ricardo Arjona o J. Sabina, se nos muere la palabra, irremediable y lamentable.

5 comentarios:

Gunn dijo...

Gracias por el comentario.

Sigo atentamente tu blog. Me encanta.

Saludos.

Patti dijo...

Dentro de su categorización como "poetas" para el gran público, no creo que Mario Benedetti cumpliera una función, ni estética ni temática, que no realizara con igual mérito el fallecido Antonio Vega, o Serrat, Sabina, etc. Yo misma encuentro menos tópicos sentimentalistas en las letras musicada de los cantautores nacionales que en la poesía panfletaria y facilona de Benedetti. En cualquier caso, una figura altamente respetable que se nos ha ido. Ahora en España se hablará más de él, por este amor judeocristiano por ensalzar lo putrefacto que gobierna en el terruño.

Geovani dijo...

El último poeta, puede ser. Tienes razón en que la obra de teatro no es la gran obra, sin embargo tiene la merecida calificación de ser buena. Es, a pesar de su ausencia reciente, un escritor genial como pocos son.

Por desgracia nos quedan poetas de medio tiempo, inestables y cuerdos; no hacen otra cosa que hacerse propaganda inmediata y nociva.

Creo que Arjona no es más que un vocero y, el titulo de poeta -incluso entre comillas- le queda muy largo y holgado. No se pueden construir versos sólo con decir que una palabra rima con otra.

Por cierto, el 22 inician las Jornadas Alarconianas. ¿Será lo mismo de hace un año? Veremos qué sucede.

Un abrazo mi querido Enrique

Daniela dijo...

Bien dicho! Te sigo...

olmosdeita dijo...

¿Gunn, eres la directora de una obra llamada La nave, para niños? Mi primo pequeño Fernando vio la obra y la disfrutó mucho, según me contó.

Gracias por seguirme.

Geovani, qué gusto leerte. No creo que Benedetti haya sido un escritor genial, pero es lo de menos, hay que recordarlo según nuestros gutos lectores.

Patti, por favor no compares a Serrat (que además canta poemas ajenos con maestría) y a los otros dos bandidos.