20.10.09

Sobre Angélica Liddell

Polémica y fatalista, elevada a mito del teatro español contemporáneo, Angélica Liddell está de vuelta con un nuevo espectáculo que promete más sangre y dolor, autoflagelación y reflexión sobre la soledad. Quizá se trate de la dramaturga más influyente y reconocida de la escena actual en lengua castellana. Vale la pena leer este par de entrevistas.

“Tengo una inclinación natural a hablar de la parte podrida de las cosas"

La actriz pasó el verano en México y afirma: "Allí te sientes pegado a la tierra y vives con otra intensidad, pero a costa de una pobreza y de una violencia generalizadas, o quizá gracias a eso"


2 comentarios:

Patti dijo...

Parece más válida en entrevista y papel que en escena. ¿Habrá photoshop léxico? ¡Ah, sí! Nos llamamos correctores de estilo. ¿Por qué no contrata uno para sus obras?

olmosdeita dijo...

Bueno, hay que ver su último montaje; es verdad que en "Yo no soy bonita" defraudó un poco...