29.7.10

Contra el maltrato animal

Para los que tenemos y hemos tenido “animales de compañía”, mascotas o familiares peludos, enanos y perezosos, sabemos que la prohibición de las corridas de toros en Cataluña significa un paso adelante en el reconocimiento de estos seres vivos como parte de una sociedad en la cual no sólo caben los homínidos, donde si bien no tienen derechos de protección plenos, por lo menos no seguirán siendo ridiculizados y vejados en plazas públicas en nombre del supuesto arte. Desde luego tenía que ser la comunidad autónoma más avanzada y civilizada de la península Ibérica la que dio un paso adelante.

El jardín civilizatorio está por encima de las tradiciones salvajes donde se hace apología de la barbarie. Ha triunfado el argumento científico – los toros tienen sistema nervioso como el nuestro – y la cultura articulada en función del continuo testimonio de autodeterminación de los pueblos, donde las leyes están en función del tiempo histórico y no de absurdas pleitesías al pasado.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No te enteras de la misa la media, amigo... Han prohibido las corridas, pero las tradiciones catalanas de maltrato animal (que haberlas haylas) se van a mantener de momento, es decir: se prohibe el maltrato animal a los españoles, pero los catalanes pueden seguir maltratando.

olmosdeita dijo...

Anónimo: Además de que cuentas una verdad a medias - mal contada por si fuera poco - te olvidas de la autodeterminación de los pueblos. Si quieren que los "españoles" no maten a un animal para hacer un espectáculo decadente en sus plazas (queda activa sólo una), ¿quién se los puede impedir? Así funcionan los derechos de los pueblos.

Anónimo dijo...

tu contestación es tan cínica como tú.

olmosdeita dijo...

Ah, querida anónima (qué fácil es saber quién eres), primero que nada deberías tener un poco de dignidad y firmar lo que mal escribes, con tu torpe redacción y el vacío argumental de siempre.
Después, procedes de la manera más estúpida: el insulto como herramienta ante la vacuidad. Por eso no eres más que una anónima más del ciberespacio. Cómprate una vida, después un nombre y cuando seas alguien, alguien un poco menos insignificante (antes deberías pasar por un cursillo de redacción) escribes algo legible.

Anónimo dijo...

Jajajajaja!!
¿¿¿Tú crees que eres algo más que un funcionario de tu narcoestado????
jajaja qué gracioso eres con tu afán de protagonismo!!!

Por cierto, tu sensacionalismo y tu narración amarillista no es algo a envidiar de mi parte; tu crítica por cierto me la paso por el forro de los huevos. Hazsela a quien te respete como persona y escritor.Yo nunca he hecho pasar como mío un escrito de otra persona.

Y por supuesto mi ip es pública y a mi nombre y 2 apellidos , crees que no lo sé???
Anónima siempre, desde la dignidad de una vida vacía y REAL. Pero ya me compraré un nombre, sí, como dices... ¿Los venden en el FONCA?

olmosdeita dijo...

Antes anónima (para terminar este intercambio estúpido):

No estaba seguro de que fueras tú, pero ahora lo compruebo y en cierto modo me alegro. Tu altísima dosis de hipocresía, la constante mediocridad y pésima redacción con la que tratas de insultar y sobre todo la envidia que emana de tus textos y actitudes, lo confirman. Me parece genial que tu única huella sea dejar comentarios anónimos en páginas web, ese será tu enorme legado. Sigue así. No necesitas un nombre porque no eres nadie, sólo un burdo seudónimo cibernético que teclea sus frustraciones.

Pero no me hables de ser funcionario ni mucho menos, ¿no serás tú la que escribe desde una oficina pública? Ah, y por favor gana algo, algo que te haga sentir menos insignificante, menos poca cosa (aunque vas primera en la perdida de neuronas y paranoia compulsiva obsesiva). Y si quieres pensar que a la gente que trabaja le va bien porque hay un narcoestado detrás (sí, de hecho soy hijo de un gran capo del narco y todas mis obras las patrocina “El Cartel de Tijuana”, ¿qué te parece?), está bien, si esa fábula te hace sentir mejor porque tu no has logrado, escrito o vivido lo que querías, genial. Que te sirva el engaño; disfrútalo.

Ah, y muchas gracias por aumentar considerablemente las visitas a mis espacios cibernéticos (se nota que tienes mucho tiempo libre) y también a todos los espacios donde escribimos o alguien – seguro el narco está detrás de eso – escribe, habla o crítica lo que hacemos. Tus opiniones siempre desbordantes en esquizofrenia hacen gracia, como tu patetismo. Y disculpa también por atribuirme el libro de Job, originalmente escrito por Dios, quien desde luego obtuvo una beca del FONCA para tal propósito.

C dijo...

"Puro Drama"

:S