4.10.07

Pasa por un mal momento el teatro mexicano: Rodolfo Obregón

El maestro Rodolfo Obregón es experto en crear polémicas. Es uno de los críticos más importantes de México aunque ahora esté resguardado bajo el manto protector del ogro filantrópico (CITRU). Él mismo declaró alguna vez que "no se necesita más público, sino mejor" y aunque en mucho tiene razón, yo no puedo suscribir el argumento pues pienso que las cosas van al revés, con más público el nivel se diversifica, la industria crece y la calidad se dispara para bien, porque para mal ya se ha disparado lo suficiente y está en permanente cima de mediocridad, basta ver la cartelera plagada de un teatro comercial lamentable que funciona por lo menos como espectáculo y cumple dos paradigmas que el teatro estatal no ha podido concretar: la multiplicidad de público y la autogestión.
¿No será mejor llevar a esa despistada gente a nuestras salas? Darles otra opción. ¿No será mejor hacer un teatro menos introspectivo y más ciudadanizado- si se me permite el término? ¿No será mejor entrar en el tema de la educación pública y crear mejores espectadores?
Ahora llama a producir menos, y se excusa en la hipótesis de que entre menos obras, mejores, se olvida quizá, de decirnos cómo saber quién va a hacer ese teatro prodigioso, con cuánto y para qué, y lo mejor: ¿Quién va determinar si es bueno o malo si el público en general - no la comunidad teatral en sí misma - estará ausente?

De la entrevista que sigue comparto mucho con el (mi) maestro Obregón, pero hay algo que no ajusta, que se queda en el aire, el tema de cómo hacer un mejor teatro mexicano, seguro es la escueta entrevista, hay que buscar a Obregón para obtener mejores referencias. A continuación las palabras del maestro para meter el dedo en la llaga.

El teatro en México pasa por un mal momento, sin propuestas y casi totalmente paralizado, afirmó el director del Centro de Investigación Teatral Rodolfo Usigli (CITRU), Rodolfo Obregón. Entrevistado por Notimex, el también director de teatro comentó que la sensación es de parálisis, en el que las principales instancias de producción resisten los cambios políticos, como el que viene en la Universidad Nacional Autónoma de México, al referirse a la próxima sucesión del rector. En este marco también se inscribe "el cambio que hubo hace casi nueves meses en el Instituto Nacional de Bellas Artes y la producción está paralizada, pues algunas obras pasan de un lado a otro", comentó. No obstante, dejó en claro que no se trata solamente de una responsabilidad institucional sino también de los propios creadores, dado que cada vez aparecen pocas propuestas escénicas atractivas, lo que "teatro rutinario". Dijo que "pasan de una obra a otra, sin ninguna consecuencia, sin ninguna continuidad, sin ninguna propuesta realmente, cambiando de elencos, nada más".
Respecto al trabajo de los dramaturgos, Rodolfo Obregón aseguró que a los viejos escritores los encuentra agotados mientras que a los jóvenes los ve sobreexplotados, como a Edgar Chías."Son jóvenes talentos, como Chías, que corren el riesgo como les ha pasado a los anteriores, de explotarlos hasta agotarlos, antes de que cumplan los 35 años", puntualizó. De esta forma, consideró, puede bajar la calidad de las obras, porque no hay una jerarquización equitativa en el teatro nacional, y si hay propuestas deben estar reguladas."Tenemos que producir menos, pero producir mejor, con el objetivo de ver un teatro de calidad y que no sea repetitivo una y otra" vez, señaló.
Por otra parte, respecto a la labor del CITRU, Rodolfo Obregón adelantó que el 21 de octubre próximo presentarán en el Palacio de Bellas Artes el libro "Diálogos en contexto", de Rocío Galicia, con entrevistas a 20 dramaturgos del noreste del país.


La Crónica Hoy. Notimex. Sábado 29 de Septiembre de 2007

6 comentarios:

Ortega y Gasset dijo...

El que pasa por un mal momento es Obregón, caray...

Enrique Olmos de Ita dijo...

¿Qué?

Anónimo dijo...

decía, puta madre, que el pasa por un mal momento es Obregón, a ver si ahora si se entiende, ya me parezco a los del citru

Omayra dijo...

obregón nno miente, tiene toda la razón, aunque les duela...

Anónimo dijo...

Muy joven Obregón comienza a chochear. lo hizo viejo el gordo Margules...

Anónimo dijo...

¿Por quñe les molesta btanto la verdad? El teatro mejicano es pésimo, lo he visto en festivales y parece viejo y folklórico, para qué tanta negación de una relidad, sólo el teatro cubano y argentino valen la pena en AL