4.10.07

Del apestoso mundo literario y teatral atravesado por un decadente periodismo cultural

Recuento de los últimos – aunque no sorpresivos – atropellos a la razón que se cometen día a día en este submundo de la letra escrita, donde impera el egoísmo y gana la sordidez, el trato mezquino y los golpes por la espalda. Enumero:

Guillermo Sheridan en su blog de Letras Libres hace una exposición clara y honesta, además de que introduce fuentes precisas para demostrar el circo que montó la UNAM – experta en exageraciones, extrañas relaciones públicas e información a medias – con el reciente acervo que Carlos Fuentes donó a su alma mater. El novelista, también conocido en México como “gringo viejo” regaló a la UNAM un “importante acervo” de 300 libros.
Cuenta Sheridan: Fue curioso que nadie recordase que la verdadera donación del verdadero acervo de Fuentes sucedió hace muchos años, en 1995, y no a su alma mater sino a Princeton University. Y para el caso no fue donado, sino vendido en dólares en un negocio vigilado por la firma legal Brandt & Brandt, como se lee en la página de las bibliotecas de esa universidad. En esa página también se lee que “los Carlos Fuentes Papers reúnen los archivos personales y de trabajo de Carlos Fuentes (1928-), escritor, editor y diplomático mexicano: cuadernos de notas, manuscritos de novelas y novelas breves, cuentos cortos, obras teatrales, guiones cinematográficos, escritos, discursos, entrevistas, traducciones, correspondencia, juvenilia, dibujos, documentos, fotografías, casettes de audio y video, papeles de otras personas, cuadernos de recortes y material impreso”. Vicente Quitarte, director de la Biblioteca Nacional reconoció que los libros “no tienen anotaciones ni dedicatorias”. Es muy común y probable que Fuentes hiciera una recopilación de aquellos libros que le obsequian cada día autores noveles, que le envían editoriales o que compra una tarde cualquiera en sus paseos por librerías norteamericanas. A mí me da igual lo que Fuentes haga con su acervo, lo peligroso es la falta de memoria histórica de la UNAM, la ceremonia en la que rector y novelista se ofrecieron loas y la pasividad de nuestros reporteros culturales. No investigan, no recuerdan, no se interesan en rebuscar.
Con la ceremonia de la UNAM y el cheque que recibió Fuentes en Princeton University, ironiza Sheridan. Lo curioso es que días después apareció Rascón Banda – ese escritor-político o viceversa – diciendo que todos los escritores deberían seguir el ejemplo de Fuentes. Tanta crítica a la globalización, semblante de izquierda y al final, con dinero baila el gringo.

Otra vez con información de Sheridan: José María Pérez Gay, un reseñista autodenominado de izquierda publicó en La Jornada (2007/06/03) – ¿Dónde más – una nota sobre la película La vida de los otros, película alemana que ganó el Oscar como mejor película extranjera. Sheridan traduce fragmentos de la entrada Das Leben der Anderen de la wikipedia germana que el señor Pérez Gay tradujo, copió y pegó como propia. Le agregó unos adjetivos pero la información es casi la misma.
Sheridan propone que fuera el propio Pérez Gay quien escribió el artículo de la wikipedia en alemán, sin embargo, haciendo una somera exploración en la versión germana quien introdujo esa entrada no tiene una cuenta que pueda atribuírsele a Pérez Gay, además de que no fue uno, sino varios los autores que enriquecieron el texto.

A comienzos del mes pasado se celebraron 60 años de vida de Enrique Krauze. Las notas comenzaron a salir en prensa, se prodigaron elogios – como suele suceder – y sendos homenajes, editoriales que no pierden la oportunidad mediática y el jefe recibió, como era de esperarse, los juicios laudatorios de los suyos y el reconocimiento justo por su labor como historiador, articulista y promotor editorial. Sin embargo, en un alarde de servilismo El Ángel de Reforma le dedicó un número completo donde sobraron las glorificaciones y faltó crítica. Nunca como hasta ahora había visto a Domínguez Michael, González Rodríguez y Kleinburg tan enajenados con la figura del padre Krauze, un suplemento respetable convertido en bastión de un grupo que ya tiene revista y editorial. No es nuevo decir que Krauze es el heredero de Paz, ¿hacía falta confirmarlo de esta manera?

He ganado unas cuentas becas, he cobrado dinero público por escribir ¿A quién puede molestarle eso? Supongo que a quienes no lo han logrado ¿Qué culpa tengo? En fin, una calumnia salió a la luz en la “bella airosa” donde me inculpan de traficar influencias por darle a un poeta amigo consejos para desarrollar un proyecto de beca. Reproducen íntegro un correo electrónico que usan como herramienta de perjuicio. Lo curioso es que la beca no la ganó (en varias emisiones), ese mail lleva cuatro años de retraso y no se citan fuentes, se especula y se juega con la información el prestigio de quienes aparecemos citados. ¿No es más corrupto el periodista que antepone a la investigación opiniones mezquinas e intereses de terceros?

Esto me lleva a reproducir el texto aparecido en Contralínea – una publicación que especula y no cita fuentes – en la que se ataca a varios de los creadores escénicos más importantes del teatro mexicano:
“En la convocatoria 2003, Luis de Tavira, director general de la asociación civil Casa del Teatro y director del Centro Dramático de Michoacán (Cedram), resultó seleccionado con el estímulo económico a creadores, recurso que percibió de 2004 a 2006. Sus compañías también recibieron fondos del programa de Coinversiones del Fonca. Alejandro Luna era miembro de la comisión de selección de teatro y asentó por el estímulo. Desde antes, ellos compartían proyectos. En dicha convocatoria también resultó becada Tolita Figueroa, pareja sentimental del mismo comisionado.
A finales de 2005, en una entrevista publicada en el diario Noticias, voz e imagen de Oaxaca, Philippe Amand expresó su preocupación por el espacio escénico y la difusión del mismo. El escenógrafo se encontraba recorriendo diversas poblaciones de Michoacán con el teatro itinerante que él mismo diseñó y que era un proyecto original de Luis de Tavira. En ese entonces, Tavira era director, funcionario, promotor del programa Conaculta en los estados y miembro del SNCA. Dos años después, en 2005, fue nombrado creador emérito con estímulo vitalicio del Fonca. En la última convocatoria del Sistema, ambos coinciden en la misma comisión de selección de teatro y otorgan estímulos a los postulantes de su preferencia.
En esta última convocatoria, Philippe Amand manifestó en su declaración de vínculo mantener relación laboral, íntima, académica y de parentesco en primer grado con Raúl Quintanilla. Pero el comisionado no se abstuvo de votar por el postulante que resultó beneficiado.
Raúl Quintanilla, exdirector del Centro Universitario de Teatro y miembro en dos ocasiones del SNCA, es en la actualidad director del Centro de Formación Actoral de TV Azteca y profesor en La casa de teatro de José Caballero Betanzo, exdirector de la Compañía Nacional de Teatro. Ambos directores fueron beneficiados en la última convocatoria del SNCA.
Otro caso es el de Víctor Zapatero, iluminador que también resultó seleccionado a partir de este año, en la que se encontraba Philippe Amand, compañero de trabajo de la puesta en escena Electra o La caída de las máscaras.
Cutberto López, comisionado de selección, también reconoció en su Declaración de Vínculo tener relación laboral con Antonio Castro que, a pesar de no resultar beneficiado, es director de una de las obras de teatro en la que Cutberto realiza la escenografía.
El director de teatro Eduardo Ruiz Saviñón comenta que, al conocer las irregularidades con las que se selecciona a los becados, no le queda más que continuar insistiendo en la necesidad de reformar el SNCA. “El Sistema funciona como las elecciones en Oaxaca –ironiza–, los artistas ni siquiera participan porque saben que no se les dará nada”. Agrega que entre la misma comunidad artística y de otras disciplinas se sabe que los estímulos son otorgados como pago de favores o “regalos” laborales, familiares o sentimentales. “Nos partieron la cara a los de teatro”, concluye
.

Lamento las declaraciones del maestro Ruíz Saviñón pero sobre todo lamento que nuestro periodismo cultural sea tan oscuro y que reine la envidia. Entiendo que hay injusticias, pero de ahí a la acusación hay un trecho. Todos quieren becas, pero no todos trabajan para tener un trabajo con calidad para ofrecer. Yo estoy a favor de tener más mecanismos de vigilancia para la entrega de becas y subvenciones y de tener mejores comisiones de dictaminación (más democráticas y plurales), pero la gente que se menciona en el artículo (Contralínea, septiembre, 2da quincena, de 2007) tiene una trayectoria destacada, son artistas reputados y la mayoría pueden vivir sin estos estímulos, su trabajo los avala.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

quieres decir que no hay corrupción en las becas o en la entrega de éstas? seguros erá porque has sido de sobra becario...

Bobo dijo...

Muy bien por Sherida! Me gusta mas su blog que lo que escribe habitualemnte...

Anónimo dijo...

Bahhhh. ¡qué esperaban de pérez gay?

HERrnan GAlindo dijo...

Lo del Ängel no tiene nombre. Son unos vendidos de mierda. De Pérez Gay siempre ha sido un sospechoso. De las becas y el teatro creo que la gente sabe quién es mafioso (su nombre es Victor Hugo) y su apellidono se dice, pero él y otros son los que hacen que esto sea una mierda y no vale mucho la pena...
Si hay gente que te calumnia mejor para ti, esa es la mejor fama... ¿no crees?

Saludos