28.12.08

Acerca de la muerte de Pinter

Una lección oculta nos deja Pinter, a pesar de haber muerto esta semana, en casi todos los diarios y suplementos culturales de la lengua castellana: la indiferencia ante la dramaturgia como libro, del teatro metido entre papel.
Se hacen los recuentos de fin de año: los mejores libros, las joyas rescatadas del olvido, traducciones, nuevas ediciones, conmemoraciones y homenajes, y no he visto todavía "los 10 mejores libros de teatro" en el 2008 o algo semejante, ni siquiera en Babelia que incluso rescató la poesía y el ensayo este año.
Y en las mismas páginas culturales, de Pinter se resalta sobre todo su compromiso político. Queda claro que los intelectuales, críticos, reseñistas y editores no lo han leído, acaso han visto alguna obra suya en escena, y se limitan a comentar por encima su labor dramatúrgica.

Cero bibliografía pinteriana... se me olvida, los hombres de letras no leen teatro.

5 comentarios:

elena dijo...

http://blogespiral.
blogspot.com/2008/12/olmos-el-
multipremiado.html

Quetzal dijo...

No creo que tengas razón. Lo afirmo. Es necesario atacar el sueño que nos produce al apenas tocar un libro, y más si se trata de dramaturgia.
¿Qué es eso?
Podemos deducir que la pregunta anterior se resume en una sola palabra: Ignorancia.
Este sitio cumple con la función de informar y quitar algunos demonios de la cabeza.
Me uno a su labor literaria...
Un saludo Enrique desde Taxco de Alarcón, Guerrero.

GEOVANI PADILLA HERNÁNDEZ

olmosdeita dijo...

Querida Elena, hija de Menelao:
Acabo de leer - ¿tu texto? - sobre mí. Eres muy generosa, gracias por difundir lo posible, pero sobre todo por seguir leyéndonos.
Abrazo.

olmosdeita dijo...

Geovani Padilla:
Gracias por pasar por aquí y dejar tu testimonio.
Abrazo desde Cantabria.

elena dijo...

Olmos, escríbeme, tengo una propuesta. (No, no es lo que imaginas...)